“Las necias se quedan solas porque nadie las quiere al final…” me dijeron muchas veces cuando era chiquita. “De mis amigas, las peor comportadas, son ahora solteronas”; se anotaba en la larga lista de letanías con los do’s and don’ts de una niña bien para que no la tomaran como trapero e hicieran con ella lo que quisieran.

Con esto, empiezo una serie de historias que empezaron por el camino “chueco” y que se fueron enderezando con el tiempo.  Todas ellas tienen un final feliz, que no significa siempre una boda;  en el que los protagonistas se conocieron, quisieron y terminaron por las razones correctas y no las obligadas. Lo hago sólo para confirmar que el amor no es cómo lo pinten y que simplemente sucede cuando se le antoja.

Advierto que tengo el permiso para contarlas e invito a quien quiera ver acá su historia, que me escriba en los comentarios para escucharla.

Para verlas, sólo deben entrar a la categoría Cuentos de otros.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cuentos de otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s