Un día a la vez

Frustración. 
Tolerancia a la frustración. 
Paciencia para alcanzar la tolerancia a la frustración.
Tiempo.
Conciencia del tiempo.
Espacio donde quepa la conciencia del tiempo.
Criterio.
Criterio para saber cuando es necesario dar un paso al lado, aceptar que no todo saldrá como se planeo. 
Criterio para dejar ir lo que no fue.
Criterio para entender que entre más piense en esto, más frustrada me siento, más tiempo pierdo. 

Anuncios

Los adultos que seremos

Anotación personal No.3: No pretendas que un hombre o mujer sólo por ser mayor de 18 (o de 35) se comporte como un adulto; pareciera que la edad no determina el estado mental de las personas, como debería ser.

Un adulto sabe escoger sus peleas, si son necesarias, y no se lleva a todo el mundo por delante, asumiendo que son daños colaterales y que por lo mismo las bajas son justificadas. También sabe asumir  la responsabilidad de sus acciones y si hacen daño, sabrá dirigir una disculpa al directamente afectado, sin irse por las ramas.

El que ha crecido de verdad, soluciona sus problemas y pide ayuda cuando lo necesita, sin sentirse mal o menos por hacerlo; esa misma persona reconoce sus fortalezas, pero sobre todo sus debilidades, sin culpar al mundo, destino o a los demás por tenerlas.

Un mayor de edad real es dueño de sus emociones: de las que muestra y esconde; y sabe que estas últimas por lo general son más peligrosas que ninguna otra.

Además, un adulto es consciente de su historia personal y de la que lo antecedió y la usa para aprender de ella y no repetir los mismos errores. Sabe también que las predisposiciones familiares marcan, pero no son definitivas y por lo mismo no usa el “es que siempre ha sido así…”.

Por último y como nota para el/la lector (a):  debo decir que predico desde la inexperiencia;  y que si bien, no soy una adulta todavía, es en esto en lo que me gustaría convertirme.